• SÍGANOS

PRENSA

Cartagena será el epicentro mundial de la música de cámara del siglo XIX

Cartagena, la ciudad más visitada de Colombia, tiene una belleza propia. Su historia y sus batallas épicas se descubren mientras se camina por entre sus coloridas calles. Actualmente está designada como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

 

El Cartagena XVI Festival de Música se llevará a cabo del 4 al 10 de enero en Cartagena de Indias, con un programa dedicado a la música de cámara, es decir, piezas compuestas para un grupo reducido de intérpretes. Con el título de “El color del sonido”, los asistentes podrán disfrutar de una faceta más íntima de la música clásica.

 

Así, esta ciudad del Caribe colombiano será, durante el mes de enero, el epicentro mundial de la música de cámara. “El color del sonido” ilustra la desbordante imaginación de los compositores a la hora de pensar en estos formatos reducidos: tríos, cuartetos, quintetos…  

 

El repertorio se centrará en obras del siglo XIX y estará dividido por países. Los dos primeros días se dedicarán a la música austríaca y alemana (Mendelssohn, Schubert, Brahms). Posteriormente, los oyentes entrarán en contacto con las grandes obras del repertorio escritas en Francia (Fauré, Debussy, Franck), Italia (Rossini, Donizetti, Ponchielli), Rusia (Glinka, Tchaikovsky, Borodin) y países de Europa del Este (Dvorak y Smetana). Para finalizar, habrá un día dedicado a las obras más entrañables que se escribieron en Colombia en este estilo.

 

Muchos analistas de la música han equiparado el sonido de cada instrumento a un color. De ahí el título que cobija a todos los conciertos de 2022. Además del color de las cuerdas frotadas y del piano, los compositores jugaron a incluir las voces de instrumentos como la flauta,  el oboe, el corno y el clarinete. Grandes intérpretes de estos instrumentos (entre ellos seis cuartetos de cuerdas y ocho pianistas) serán los invitados al XVI Festival de Música, cuya programación se puede consultar en www.cartagenamusicfestival.com

 

Durante quince temporadas, el Festival de Música de Cartagena se ha convertido en el punto de encuentro de los intérpretes de música clásica y tradicional mundialmente reconocidos, especialmente de Europa y América Latina, las dos regiones del mundo que más influyen en nuestra identidad.

 

De esta manera, cada año el programa se centra en un tema en particular, en un esfuerzo por comprender los avances clave en la historia de la música en formas actuales e innovadoras. Por tanto, los artistas son músicos de renombre mundial cuyas interpretaciones se destacan por su originalidad.

 

Ciertamente, la energía singular del evento proviene de su contexto local, lugares diversos y atmósfera cálida. En conjunto, el Festival ofrece diferentes experiencias en torno a la música al tener también como parte del programa conversaciones y clases.

 

Una ciudad llena de color e historia


Apodada como “La Heróica”, Cartagena fue fundada en 1533 por Pedro de Heredia. La ciudad ha conocido horas de gloria y tumulto que han marcado su historia y su presente. Sus laberintos de calles empedradas, los balcones envueltos en buganvillas, las iglesias y plazas sombreadas han sido el escenario que ha inspirado escenarios para las obras del escritor Gabriel García Márquez como “El amor en los tiempos del cólera” y “Del amor y otros demonios”.

 

Con más de 450 años de historia, Cartagena es un destino ampliamente reconocido a nivel internacional. Se destaca por contar con uno de los sistemas de fortificaciones militares más grandes de Sudamérica, exactamente con 13 km de murallas que rodean la ciudad antigua. Esto también asegura a sus visitantes actividades inolvidables entre la tradición, el mar y una fascinante cultura autóctona del Caribe colombiano.

 

Con el paso del tiempo esta ciudad continuó enriqueciéndose, convirtiéndose en la plaza fuerte más importante del Imperio español de ultramar durante el periodo colonial, lo que la llevó a desempeñar un papel esencial en la historia de Colombia.


De igual forma, la Heroica fue recuperando su estatus y su flamante comercio gracias a su puerto; judíos, italianos, franceses, turcos, libaneses y sirios se instalaron en la ciudad. Hoy en día, sus descendientes son propietarios de muchos hoteles, tiendas y restaurantes.

 

Cartagena de Indias es un destino en donde se vive el contraste de una ciudad colonial dentro de una vida moderna. Al interior de la antigua muralla, que la separa de la ciudad moderna, se encuentran casonas coloniales de coloridos balcones, calles estrechas que desembocan en plazas, iglesias coloniales y antiguos claustros que hoy en día son suntuosos hoteles boutique. Como complemento de la historia y cultura que se respira en este lugar, se encuentran sus playas y pequeñas islas que son  ideales para el buceo y deportes náuticos.

 

Toda la programación del Cartagena XVI Festival de Música, se puede consultar en www.cartagenamusicfestival.com

Cartagena será el epicentro mundial de la música de cámara del siglo XIX
NOTICIAS
© 2015 Fundación Salvi. Diseñado por imageiD