HISTORIA

En enero de 2006 se realizó el primer Concierto Preludio del Cartagena Festival Internacional de Música. En él participaron Charles Wadsworth (fundador y director artístico), el violonchelista Andrés Díaz, la pianista Wendy Chen y la violinista Chee-Yun. Un año después, en enero de 2007, el entonces llamado Teatro Heredia -hoy Teatro Adolfo Mejía- abrió sus puertas para recibir a los asistentes al Concierto de Inauguración del Cartagena I Festival de Música, dando inicio formal a este proyecto que ha contribuido a enriquecer el panorama cultural de Colombia.

Después de este primer festival, la Fundación se constituyó en Colombia como una entidad sin ánimo de lucro. Su labor se desarrolla a través de proyectos culturales que buscan la integración y transformación del tejido social, con la música como herramienta.

Actualmente la Fundación Salvi tiene un abanico amplio de proyectos dirigidos a fortalecer diferentes etapas del proceso artístico, que cuentan con el apoyo y asesoría de expertos nacionales e internacionales. Estos proyectos abarcan desde el apoyo a la formalización del oficio de lutieres colombianos, pasando por la Cátedra Salvi de Arpa, el Cartagena Festival de Música (sus programas artísticos y formativos más antiguos) y el Ibagué Fest, hasta llegar a la Orquesta Sinfónica de Cartagena, un proyecto social orquestal conformado enteramente por habitantes de Cartagena.

Los impactos del trabajo realizado en el transcurso de estos años se han manifestado en los más de 5000 asistentes a las clases magistrales del Cartagena Festival, los 46 Jóvenes Talentos que han hecho parte de su programación y los 36 becarios de producción que también han participado.

Así mismo, los más de 50 instrumentos construidos y los 7500 instrumentos reparados por los Centros de Lutería alrededor del país que han abierto la posibilidad de nuevas oportunidades a nivel técnico y educativo del oficio del lutier en Colombia. Y, la inauguración del primer programa de formación superior en lutería de la mano del Conservatorio del Tolima y la Escuela Italiana de Lutería, se constituye como el eslabón más reciente en esta labor.

También cabe mencionar los más de 250 participantes de América Latina en la Cátedra Salvi de Arpa, que se suman a los más de 50 jóvenes residentes de Cartagena que se han vinculado al proyecto de la OSC. Todo ello es una muestra clara del crecimiento y el alcance de la Fundación Salvi en el sector cultural, musical y educativo.

You don't have permission to register
X
Abrir chat